lunes, 2 de noviembre de 2020

LOS EQUIPOS SANITARIOS DEL VIRGEN DEL ROCÍO, A LOS PIES DE LA DOLOROSA DE LOS GITANOS

Titulares de la Hermandad de los Gitanos

En la tarde de este domingo 1 de noviembre, María Santísima de las Angustias ha sido ataviada para el mes de los difuntos. Aunque es habitual en la hermandad que el cambio se realice en la noche del 1 al 2 de noviembre, para amanecer en la festividad de los fieles difuntos vestida de luto, en esta ocasión, se ha tenido que adelantar por motivo del toque de queda, que restringe la movilidad nocturna a partir de las 23 horas.

La Virgen de las Angustias ha sido ataviada con saya y manto de terciopelo negro bordado en oro por Fernández y Enríquez en 2003. El tocado es una bonita pieza de tul y encaje del siglo XIX adquirida en 2002, el pañuelo es antiguo de blonda granadina y el rosario es del siglo XIX de cristal negro y plata con medallas antiguas, donado por un hermano.

A modo de cíngulo lleva un cordón del Señor de la Salud, porta su diadema antigua, en su mano del pañuelo lleva de nuevo la medalla de la Virgen de los Desamparados, en el pecho una cruz de carey y plata con incrustaciones de nácar donada por un hermano el año pasado y en la cintura una cruz de oro decimonónica donada por un grupo de jóvenes hace tres años.

Bajo su manto, se han depositado elementos de protección de los sanitarios de UCI del Hospital Virgen del Rocío que tratan a los enfermos por Covid-19. Los mismos que se entregaron en acción de gracias, en la misa de hermandad del domingo 24 de mayo, cuando salimos de la primera oleada de esta pandemia que nos azota.                                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario