miércoles, 11 de noviembre de 2020

Detallazo de la Hermandad de la Exaltación

Llevo varios días ingresado en el Hospital Virgen del Rocío porque he tenido algún problemilla tras haber recibido hace unos días el segundo ciclo del tratamiento que estoy recibiendo para parar ese mieloma múltiple que se cree que se va a hacer dueño de mi cuerpo, pero la lleva clara... no tiene NADA que hacer, porque está claro que vamos a poder con él y que #yomecuro.

Esta mañana ha venido mi mujer para acompañarme -como todas las mañanas- y me ha traído una carta que había en nuestro buzón de la Hermandad de la Exalración dirigida hacia mí. Abrimos el sobre y vemos que hay una carta y una bolsita con varias estampitas de la Virgen de las Lágrimas y un lazo naranja que ha tenido puesto la Virgen desde septiembre para visibilizar la donación de médula.

Me pongo a leer la carta y se me empiezan a caer lagrimones de la emoción que siento. La carta, el lazo y las estampitas tendrán un lugar destacado en mi casa y desde luego ya lo tienen en mi corazón.

Detalles como estos son los que engrandecen a una Hermandad. Acordarse de los que necesitan apoyo, fomentar la donación de médula y asistir al enfermo son actitudes que hacen que la Hermandad de la Exaltación sea muy grande. Muchas gracias por el detalle a todos sus hermanos y a la Junta de Gobierno. Que el Santísimo Cristo de la Exaltación y la Virgen de las Lágrimas se lo premien como es debido.

Aquí os dejo la carta:





No hay comentarios:

Publicar un comentario