miércoles, 23 de septiembre de 2020

LA CASA DE LA PROVINCIA ACOGERÁ UNA EXPOSICIÓN DEDICADA AL IMAGINERO SEBASTIÁN SANTOS ROJAS

Titulares de la hermandad del Cerro del Águila

Responsables de la Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla y de nuestra Hermandad trabajan estos días conjuntamente en la preparación de una magna exposición sobre la figura del escultor e imaginero Sebastián Santos Rojas y su destacada producción artística, con motivo de la celebración del 125º aniversario de su nacimiento.

La exposición está dentro de las actividades culturales con las que la Hermandad tiene previsto conmemorar el LXXV Aniversario fundacional y formará parte de la programación cultural prevista en la Casa de la Provincia de la Diputación para el año 2021.

Será entre la primera semana de febrero y los primeros días de abril, coincidiendo también con la Semana Santa, cuando las sevillanas y sevillanos podrán visitar la muestra y apreciar la obra de este escultor onubense afincado en Sevilla, importante exponente de la imaginería religiosa andaluza contemporánea.

Hay que recordar los estrechos vínculos que existen entre la Diputación de Sevilla y nuestra Hermandad, que se remontan a los inicios de la década de los ochenta, con la cesión que la Institución Provincial hace a la Hermandad del Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono, que como es sabido se encontraba depositado en la Iglesia de San Gil, aunque procede de San Luis de los Franceses.

SEBASTIÁN SANTOS ROJAS

El escultor Sebastián Santos Rojas, nacido en Higuera de la Sierra (Huelva), el 4 de noviembre de 1895 y fallecido en Sevilla, el 16 de julio de 1977, sintió pronto la vocación del modelado en su población natal. En 1919, tras la conclusión de su servicio militar, decide quedarse en Sevilla e inicia su formación artística, trabajando en varios talleres y acudiendo a las clases de la Escuela de Artes y Oficios, donde recibió aprendizaje de artistas como el pintor Gonzalo Bilbao y el escultor Francisco Marco Díaz-Pintado. Su primera actividad profesional fue la colaboración en el taller del ceramista Pedro Navia, del que se independizó más tarde para abrir su propio taller en la sevillana calle Castelar.

Especializado en imaginería religiosa, su obra puede contemplarse en las procesiones de Semana Santa de muchas ciudades andaluzas, y, especialmente, en representaciones de la Virgen María. Entre sus obras magnas en la capital hispalense se pueden citar, entre otras: la Dolorosa de la Concepción de la Hermandad del Silencio (1950), el Cristo de la Sagrada Cena (1955), la Virgen de los Dolores de la Cofradía del Cerro (1955) o la efigie de Simón Cirineo de la Cofradía de Jesús de la Pasión (1971). En la provincia, encontramos obra del escultor en: Alcalá de Guadaíra, Algámitas y Morón de la Frontera.

Sebastián Santos ha sido considerado por la crítica especializada como el imaginero andaluz del siglo XX que más y mejor ha sabido captar las esencias de los maestros de la escultura sevillana del seiscientos, en especial de las creaciones de Martínez Montañés y de Juan de Mesa, sin traicionar su plástica personal. Se considera su mayor virtud dotar a sus tallas de una asombrosa especialización a la hora de conmover el alma, cautivando la ternura del espectador con una mística y emocionada concepción de la divinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario