domingo, 27 de septiembre de 2020

ENCUENTRO CON DON JUAN MANUEL MARTÍN GARCIA

En la tarde de ayer, dos miembros del blog, mientras visitábamos la Iglesia De Los Terceros, nos encontramos con Don Juan Manuel Martín García, escultor e imaginero de la imagen de María Santísima del Confinamiento.

Juan Manuel Martin García nace en los Palacios el 13 de agosto de 1980, este año este señor nos ha dejado a todo el mundo con la boca abierta ya que durante el confinamiento ha estado trabajando muy duro para poder terminar la imagen de la Virgen antes de que terminara el Estado de Alarma para que los fieles le pudieran rezar.

La imagen nace de una inspiración sin esperarla, en un momento de reflexión y de oración, cuando el mundo se preparaba para convivir con una pandemia llamada COVID-19 y vivir el confinamiento en sus casas.

Él sentía la necesidad de que la virgen en tiempos difíciles tenía que estar a nuestro lado y en nuestras vidas. Para ello, se dispone a tallar la imagen desde cero y a través de la red social Facebook. Cada tarde emitía en directo donde los seguidores iban presenciando el avance de la imagen. Fue seguida desde países como Canadá, EEUU, Francia, Portugal, Argentina, México, Guatemala...

Este proyecto comienza con la presencia aproximada de 20 seguidores y terminó con más de 900 conectados en directo día a día. La imagen, aún sin estar terminada, ya iba adquiriendo devoción. Se demostraba cuántas personas le rezaban, le pedían y se encomendaban a ella.

Una vez finalizada, han sido numerosos los seguidores que pasaron por el taller del imaginero para admirarla y contemplarla, no solo de Andalucía sino de muchos lugares de la Península que iban expresamente a verla.

Esta imagen nace con el propósito de ser donada a una Hermandad o Parroquia dispuesta a darle culto como símbolo de acción de gracias por la finalización de la pandemia. Una decisión que será tomada de entre las más de 500 peticiones recibidas desde 19 países distintos del mundo. 

Será expuesta en Cádiz, Huelva y Málaga, hasta que en Octubre se tome la determinación o decisión de cuál será su destino final.

Es una imagen tallada en madera de cedro real, de las conocidas como de "candelero", policromada al óleo. 

La Virgen posee unas determinadas características que las define de ser especial, como las tres lágrimas del rostro en referencia a los tres meses de confinamiento. En su rostro se dibuja dos perfiles, uno de su sonrisa y el otro de pena en referencia a ese transito de la situación que estábamos viviendo de dolor y el paso a una alegría cuando ya todo finalizara. 

El moño del pelo tiene dos significados a parte de un detalle característico. La forma que posee es un recogido con la forma de la madeja del escudo de Sevilla. 

Tiene dos jazmines tallados en el pelo, en referencia a esas mujeres mayores que en mi pueblo se ponían esas moñas de jazmín. En cierto modo, las personas mayores son las de más riesgo ante este virus. El cuerpo va policromado en un tono púrpura en homenaje a esos fallecidos de la pandemia. El púrpura es el color litúrgico de la penitencia.

Don Juan Manuel Martin
Juan Manuel Martín García, autor de Nuestra Señora del Confinamiento


Pincha aquí para ver el proceso de la Virgen

No hay comentarios:

Publicar un comentario