martes, 14 de julio de 2020

JUAN ESPADAS APLAZA EL MUSEO DE LA SEMANA SANTA EN LA TORRE DE LA PLATA

SOLAR DE LA TORRE DE LA PLATA, ACTUALMENTE UN APARCAMIENTO (FUENTE: ABC DE SEVILLA)
Se habló de un proyecto conjunto entre el Ayuntamiento y el Consejo General de Hermandades y Cofradías, incluso se propuso el nombre de Rafael González Serna y se llegó a desalojar a la empresa que gestionaba el aparcamiento que había en el solar de la Torre de la Plata para iniciar este nuevo proyecto, pero el Museo de la Semana Santa de Sevilla tendrá que esperar. El gobierno municipal ha vuelto a licitar otro aparcamiento en esa misma parcela por un plazo de dos años y un presupuesto de 331.241 euros.

Este aparcamiento en superficie de la calle Santander estaba siendo explotado por una empresa desde 2008 sin ningún tipo de permiso y sin pagar el canon municipal correspondiente, de forma que estuvo funcionado de manera ilegal durante más de una década sin que nadie en el Ayuntamiento lo supiera hasta que el gobierno municipal decidió ubicar ahí el Museo de la Semana Santa. De hecho, el alcalde, Juan Espadas, llegó a iniciar el proyecto tras acordarlo con el Consejo de Cofradías, pero el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, descubrió entonces que no podía empezar los trámites administrativos porque antes tenía que desalojar a una empresa que no tenía papeles. Es decir, gracias al citado museo, que se anunció oficialmente, se descubrió que en julio de 2004, cuando era gerente de Urbanismo Manuel Marchena durante el gobierno de Sánchez Monteseirín, el Ayuntamiento acordó ceder la explotación del solar a la entidad Delta Diez. El 10 de octubre de 2007, Urbanismo anunció a esta empresa que no tenía previsto ampliar el acuerdo, que expiraba en agosto de 2008. En aquel momento, Urbanismo pretendía recalificar ese suelo, que estaba catalogado como SIPS —Suelo de Interés Público y Social—, para destinarlo a Usos Culturales, concretamente a un proyecto de Teatro del Flamenco liderado por la bailaora María Pagés junto con el empresario Miguel Gallego. Para dar cobertura legal a esta iniciativa, el solar se registró como propiedad del Instituto de la Cultura y las Artes. Como consecuencia de este proceso, el 17 de julio de 2008, Urbanismo ordenó a Delta Diez dejar la parcela «libre y vacía» a partir del 1 de septiembre, pero esto nunca se produjo.
Ya en 2019, con el proyecto del Teatro de Flamenco olvidado y la propuesta del Museo de la Semana Santa en marcha, el gerente del ICAS informó que «el destino para el que se realizó esta adscripción, proyecto denominado Teatro del Flamenco, no llegó a ejecutarse en la mencionada parcela, por lo que el ICAS no ha desarrollado ninguna actividad cultural en la misma» y que «tampoco está previsto realizar ningún proyecto cultural» por su parte, un limbo que aprovechó la empresa «a pesar de que el título que legitimaba la explotación del terreno expiró el 31 de agosto de 2008». El expediente revela también que «desde la citada fecha, por carecer de título alguno, tampoco abonan canon alguno por la utilización del citado espacio». Es decir, el aparcamiento siguió prestando servicio sin licencia como estacionamiento para residentes mediante la modalidad de abonos.

Como Espadas había anunciado el Museo de la Semana Santa, el Ayuntamiento acudió a la vía administrativa para practicar el desahucio y volver a retirar la titularidad de la parcela al ICAS para devolverla al departamento de Patrimonio, desde donde se llevaron a cabo los trámites para la ejecución del Museo de la Semana Santa. El propio alcalde habló en varios actos públicos de su intención de construir en ese terreno un centro dedicado a la historia de las hermandades y al patrimonio artístico de las cofradías y explicó que se había abierto un debate sobre si el museo sólo se tendría que centrar en las cofradías o podría abarcar todas las tradiciones sevillanas incluyendo también un espacio para la Feria de Abril, aunque siempre tuvo claro que encargaría un proyecto arquitectónico y otro museográfico y que este espacio se gestionaría a través de un acuerdo con el Consejo de Cofradías. El presidente del Consejo, Francisco Vélez, anunció que «espero y confío que pueda llevarse a cabo durante este mandato», pero eso ya no podrá cumplirse, al menos en la parcela de la Torre de la Plata.

Dos años más

El Ayuntamiento está a punto de adjudicar ese solar de 2.145 metros cuadrados a otra empresa concesionaria para que siga explotándolo como aparcamiento durante al menos dos años más. Según el pliego de condiciones, al que ha tenido acceso este periódico, se exigirá a la empresa el pago de un canon valorado en 331.241 euros por los dos años y se habilitará la zona como un aparcamiento de 80 plazas, 74 para vehículos y seis para motos. Entre los detalles del contrato, se exige al nuevo concesionario «dos horas diarias presenciales destinadas al control, vigilancia y atención a los problemas puntuales, disponer de un centro de control remoto, realizar como mínimo una limpieza semanal, mantener las zonas asfaltadas y cerramientos en perfecto estado y que los suministros estén siempre funcionando». El aparcamiento estará destinado sólo a residentes, igual que el que ya operaba desde 2008. Por lo tanto, el proyecto del Museo de la Semana Santa sólo fue un pretexto para poder desalojar a la anterior empresa, que no pagaba el canon, para poder abrir un concurso, ya que a tenor de los acontecimientos queda demostrado que el Ayuntamiento mantenía la intención de conservar el aparcamiento, eso sí, mejorando sus ingresos. Fuentes municipales aseguran que el museo de las cofradías sigue siendo un proyecto vivo en la planificación del gobierno municipal, pero no será para este mandato si la ubicación elegida sigue siendo la Torre de la Plata.

#EntreVaralesSevilla
#MuseoSemanaSanta
#TorreDeLaPlata

No hay comentarios:

Publicar un comentario